Suche

Login

Verband der Europäischen Laminatbodenhersteller e.V.

Los suelos laminados y los otomanos . . . O: Vieja técnica con nuevos atuendos

elns0607

En estos tiempos de individualidad de la vivienda, prácticamente no hay un revestimiento para suelos que ofrezca mayor variedad que los pisos laminados. Su historia es larga y se remonta a los otomanos. No lo sabía? Los otomanos y, más adelante, los árabes, ya aplicaban una técnica que puede considerarse precursora del laminado. Consistía en impregnar el papel que venía de la China con aceites vegetales o animales, para hacerlo más resistente y facilitar su escritura. La técnica moderna del laminado nació en los albores del siglo XX, cuando se inventó el celofán y se comenzó a recubrir el papel u otros materiales con esta sustancia transparente.

El objetivo es claro: tanto para los otomanos como para otros pueblos, lo esencial era proteger el papel y otorgarle mayor estabilidad. Sin embargo, la técnica sufrió grandes cambios con el transcurso de los siglos. Hoy en día se utiliza una máquina especial para el laminado del papel. El papel se introduce en una película plástica en forma de bolsa y se plastifica bajo presión y a altas temperaturas, quedando resistente a la suciedad y humedad. Se plastifican por ejemplo documentos de identidad, menús, mapas, pósters, folletos, instrucciones de uso, barajas, marcadores de página, libros de bolsillo y mucho más. Además de su función de protección, el laminado también persigue el objetivo de conferir un acabado al papel o a otros materiales, ya que la aplicación de una película permite obtener determinados efectos en cuanto a color y brillo, por ejemplo con láminas de oro o plata.

Cuando a mediados del siglo XX se desarrollaron las primeras placas labrables, la industria europea del mueble aplicó la técnica del laminado, en un principio para los frentes de los muebles y tableros de trabajo. Se impregnaba un papel decorativo con una resina especial, en parte para proteger al papel, y en parte para continuar procesándolo. El papel se sometía a presión y a altas temperaturas para ser estampado directamente sobre una placa, o bien era pegado a la placa con adhesivo, en forma de estratificado prefabricado. Es aquí donde surge por primera vez el término “laminado”, que con el correr del tiempo se impuso sobre “estratificado”. De modo que al hablar de laminado, no nos referimos a otra cosa que a capas o estratos prensados entre sí, donde naturalmente la capa superior vuelve a tener una función especial de protección o de acabado.

Vienen los pisos laminados

De aquí a los pisos laminados, en realidad hay solo un paso. Y sin embargo tuvieron que pasar casi 30 años para que los laminados también llegaran a los pisos. Además de las placas como material de base, se intentaba que las resinas tuvieran una mejor resistencia a la abrasión, ya que naturalmente es diferente el esfuerzo al que está sometido un suelo en comparación con la superficie de un mueble. A finales de la década del 80 llegaron al mercado los primeros pisos laminados de Suecia, y rápidamente se impusieron en Europa Central. Con su atractivo diseño, gran resistencia al desgaste, facilidad de colocación y una buena relación coste-rendimiento, el nuevo revestimiento para pisos consiguió llamar la atención del consumidor. Como todo producto, al comienzo también el laminado tuvo sus fallas precoces, pero hoy por hoy disponemos de un revestimiento para pisos técnicamente maduro y de crecimiento continuado.

Con una técnica de colocación que prescinde de pegamentos y cuenta con aislamiento acústico al ruido de pasos, impermeabilización y una serie de cualidades adicionales, como superficies antiestáticas y contra bacterias, los pisos laminados son los que determinan la pauta en el ámbito de los revestimientos para pisos. La moderna tecnología de presión sincrónica de poros permite lograr diseños totalmente auténticos, en madera o piedra o cualquier otra óptica deseada. Esta técnica es tan precisa que hasta se puede reproducir el trazo de la estructura natural del material.

Prácticamente se puede sentir la madera en la superficie. Además del papel decorativo, también es de importancia central para el diseño la capa de desgaste de melamina del piso laminado. De acuerdo con la consistencia, la tonalidad y/o estampado de esta capa, se pueden obtener superficies con efectos muy especiales. Se logra el perfecto acabado del producto.

Ya llegó la nueva generación

La evolución no se detiene. Entretanto, además de los pisos laminados con revestimiento y compresión de melamina, también hay pisos en los que la impresión de diseño se aplica directamente sobre la placa de base, con laqueado posterior. Técnicamente, estos pisos introducen una nueva generación de laminados y a su vez generan una nueva óptica y cualidad al tacto. Despiertan expectativas en cuanto al futuro de los pisos laminados: una historia antigua que sin duda seguirá desarrollándose con mayor creatividad.

Kontakt Presse

EPLF®
Verband der Europäischen Laminatbodenhersteller e.V.
Anne-Claude Martin
Pressereferentin
pressateplf [dot] com
Rue Defacqz 52
1050 Ixelles
Tel. +32.(0)2.536.86.74
 

(38.5 KB)
Mehr erfahren
Tosca Apple, 2 strip. Photo: MeisterWerke
Mehr erfahren
Download

Manzano Tosca. Foto: MeisterWerke

“Stonehenge” tiles. Photo: Kronotex
Mehr erfahren
Download

Azulejo “Stonehenge. Foto: Kronotex

Antique oak, farmhouse floorboards. Photo: Pergo
Mehr erfahren
Download

Roble antiguo, tablón de casa de campo. Foto: Pergo

Nach Oben