Buscar

Login

Asociación de Fabricantes Europeos de Suelos Laminados
EPLF Wohlbefinden

Bienestar

Bueno para los alérgicos

El laminado es bueno para los alérgicos. Los suelos laminados disponen de una superficie cerrada a la que no puede adherirse el polvo o la suciedad. Esto hace que el laminado sea especialmente higiénico, fácil de cuidar y amigable con los alérgicos.

Repelente de suciedad y robusto
Más de 80 millones de personas en Europa son alérgicos y la higiene es uno de los factores más importantes para su bienestar. La naturaleza de la superficie es por lo que destaca el laminado. La capa de cubrición con resina de melamina es especialmente robusta y resistente. Incluso tras años de uso intensivo siguen sin poder penetrar en el suelo el polvo ni el resto de la suciedad. El resultado: los ácaros del polvo y demás microorganismos causantes de alergias no encuentran las condiciones apropiadas para el crecimiento y la reproducción.

¿Suciedad persistente? No, gracias.
Los suelos laminados se pueden limpiar fácilmente, por lo que resultan especialmente ideales para las familias y las mascotas. Usando el aspirador y fregando en húmedo de vez en cuando se pueden quitar cómodamente la suciedad de la casa y la suciedad proveniente del exterior, porque la lisa superficie del laminado apenas ofrece puntos de adherencia para las partículas de suciedad convencionales. Se recomienda añadir al agua un limpiador de suelos laminados como el que los fabricantes ofrecen en las tiendas. Solo es necesario una pequeña cantidad para limitar al mínimo el uso de productos de limpieza. Esto cuida del medio ambiente y del presupuesto doméstico.

Para cada habitación el laminado correcto
Con el equipamiento correspondiente, los suelos laminados robustos y fáciles de cuidar se pueden utilizar en todas las áreas habitables y de trabajo, y se pueden poner también en espacios comerciales, oficinas y consultas médicas. Si se desea, los fabricantes ofrecen tablones con aislamiento acústico del ruido de pasos y funciones adicionales útiles, como las superficies antiestáticas, una mayor protección contra las microrrayaduras empleando la tecnología de haz de electrones o superficies especialmente resistentes a los resbalamientos para el uso en entradas y áreas de trabajo. Los equipamientos innovadores que protegen contra la humedad permiten la colocación de los tablones también en baños y cocinas: un tipo de placa especial y la impregnación correspondiente de la capa de cubrición reducen el hinchamiento y los bordes de los elementos reciben además para su protección un sellado especial. Las tecnologías de sellado patentadas se encargan finalmente de cerrar de forma segura las juntas. De esta manera se pueden utilizar los suelos laminados como alternativa caliente a las baldosas convencionales.

Sin miedo a la humedad
Las placas de apoyo de los suelos laminados se componen en nueve décimas de fibras de madera que se encolan de forma sólida y duradera con ayuda de sistemas modernos de encolado. La elección de colas especiales permite proteger de la humedad a las placas. Algunos fabricantes construyen suelos que disponen además de una protección especial para bordes llamado acabado repelente al agua por los bordes. Estos suelos son la alternativa para todas las habitaciones con altos niveles de humedad, como p. ej baños o saunas. No obstante, en las tiendas hay materiales similares a la cola que durante la colocación se aplican sobre los bordes del laminado y lo protegen de la humedad. El mercado de los accesorios para suelos laminados es muy variado. Nuestro consejo: ¡tenga en cuenta la calidad! Los suelos laminados europeos de calidad están identificados con la clasificación según EN 13329 y el marcado CE.

Protección antiestática
Los suelos laminados se cargan electroestáticamente con una baja humedad del aire (inferior a 40 %). Muchos suelos laminados modernos reciben por eso directamente del fabricante una protección antiestática que reduce la generación del efecto triboeléctrico entre personas y protege así de las descargas con objetos metálicos, p. ej. al tocar el picaporte de una puerta. Como esta protección atrae aún menos suciedad, permite limpiar más fácilmente el suelo laminado.  

EPLF® Laminat ist gut für Allergiker

Bienestar

Bueno para los alérgicos

Garantía de calidad

Compuesto de madera

Con aislamiento acústico

Garantía de calidad

El laminado es de calidad garantizada. Las normas para suelos laminados EN 13329 y la norma CE se encargan de una mayor seguridad del consumidor. Si un producto está identificado con la clasificación según EN 13329 y con el marcado CE, usted puede estar seguro de que se está comprando un producto de calidad.

Cómo separar el grano de la paja
La selección es grande, pues junto a los distribuidores especializados también los mercados de la construcción y los distribuidores de muebles incluyen los suelos laminados en su gama de productos. Sin embargo, además de comparar precios merece la pena echar un vistazo más de cerca al embalaje, pues no todos los productos ofrecidos convencen por su calidad y producción respetuosa con el medio ambiente. Para una mayor protección del consumidor y transparencia hay productos identificados con la clasificación según la norma europea para suelos laminados EN 13329 y el marcado CE. Los dos símbolos se encuentran generalmente en el prospecto del producto, visible a través de una película.

Las normas UE garantizan la calidad
Los productores organizados en la asociación EPLF Verband Europäischer Laminatfußbodenhersteller e.V. se han comprometido a producir sus productos en consonancia con los requisitos de calidad de la norma europea. Esto significa verificar por ejemplo la resistencia a la abrasión, la resistencia al golpe, la resistencia a las manchas, la resistencia a la luz y el comportamiento de hinchamiento del suelo. La norma CE también incluye estrictos requisitos en el comportamiento de las emisiones y de incendios, así como la resistencia al resbalamiento de los suelos.

Recuerde: mire siempre antes de comprar.
Un vistazo rápido da seguridad, pues para los suelos laminados probados según EN 13329 son válidos los estándares de calidad y seguridad, como destaca además el marcado CE.

EPLF® Laminat ist qualitätssicher

Compuesto de madera

El laminado se compone en un 100 % de materias primas naturales. Combina el encanto de la madera con propiedades contemporáneas y es adecuado como recubrimiento de suelo tanto para jóvenes como para mayores.

Apropiado para niños pequeños y mascotas
Los suelos laminados se componen en un 100 % de materias primas naturales, sobre todo madera, como se muestra en la estructura de tres capas. Así, el laminado es un producto natural que, según un estudio actual del famoso Fraunhofer Institut, no supone ningún riesgo para la salud. Esto hace que el laminado esté especialmente indicado para niños pequeños y mascotas que pasan mucho tiempo en contacto directo con el suelo.

Bienestar general
Los suelos laminados se fabrican sin ningún tipo de pesticida, compuestos organoclorados o metales pesados dañinos. Los recubrimientos no contienen plastificantes, lo que le permite resistir ante una comparativa sobre aspectos de salud con otros suelos. Por el contrario, mientras que para la limpieza de otros suelos a menudo es necesario utilizar limpiadores especiales, para el laminado es suficiente aspirar regularmente y fregar de manera ocasional. Esto no solo ahorra dinero, sino que evita también el uso innecesario de productos químicos en el hogar.

EPLF® Laminat besteht aus Holz

Con aislamiento acústico

El laminado tiene aislamiento acústico. Los suelos laminados son mejores que los demás suelos en lo relativo al aislamiento del ruido de pasos y el aislamiento acústico. Las bases especiales como por ejemplo las planchas de corcho amortiguan el ruido de manera muy natural. 

El ruido ya no es un problema
Una de las razones más comunes por las que la gente tiene prejuicios contra los suelos laminados es que creen que es ruidoso al caminar sobre él. Eso pudo ser así hace 20 años, hoy ocurre lo contrario. Los materiales aislantes modernos se encargan de ofrecer una protección óptima contra el ruido de pasos y conceden al suelo laminado además un sonido agradable al caminar.

Aislamiento del ruido de pasos y el aislamiento acústico
El ruido de las pisadas se puede reducir claramente en las habitaciones inferiores colocando una base de espuma convencional entre el solado y el suelo laminado, así que las molestias a los vecinos pertenecen al pasado. Existe también una abundante gama de bases aislantes que reducen o modifican el ruido de los pasos dentro de una habitación. Las bases se pueden colocar sueltas o pegadas al suelo laminado. Muchos productos disponibles en las tiendas vienen incluso con un aislamiento directamente adherido.

EPLF® Laminat ist schallgedämmt
Ir hacia arriba