Buscar

Login

Asociación de Fabricantes Europeos de Suelos Laminados
EPLF Flexibilität

Flexibilidad

Versátil

El laminado es versátil en muchos sentidos. Se puede tomar de una habitación y colocarlo en otra, o incluso combinar decoraciones diferentes de un fabricante.

Suelos que satisfacen sus necesidades
Gracias a la amplia variedad de decoraciones y a la gran selección de clasificaciones, con el suelo laminado es posible satisfacer prácticamente todos los deseos. Para cada campo de aplicación existe el producto adecuado; solo es preciso saber el tipo de diseño que desea crear. 

El suelo laminado lo puede colocar usted mismo con un poco de habilidad artesanal, pues no necesita pegarse, sino que se instala de manera flotante (preferiblemente con una base adecuada) en la parte superior del sustrato Para mantener juntos los tablones se emplean sistemas de unión sin cola con los que una vez colocado el suelo también es fácil volverlo a desmontar. De esta manera es posible llevarse el suelo en caso de mudanza o solicitar a un instalador especializado la sustitución de los puntos dañados. En la mayoría de los casos es posible obtener del fabricante las piezas de repuesto adecuadas incluso pasadas varias décadas.

EPLF® Laminat vielseitig einzusetzen

Flexibilidad

Versátil

Colóquelo usted mismo

Eliminación y reciclaje

Colóquelo usted mismo

Si quiere echar usted mismo una mano, el suelo laminado es lo más adecuado. Las uniones clic inteligentes convierten la colocación del suelo laminado en un juego de niños incluso para las personas sin experiencia.

Fácil, sencillo, limpio
Prácticamente ningún recubrimiento de suelo es tan sencillo de colocar como el suelo laminado. Sin embargo, antes de comprarlo eche un vistazo a las instrucciones de colocación suministradas y deje que el suelo laminado se aclimate en la habitación en la que luego se va a colocar al menos durante 24 horas. El laminado se compone principalmente de madera que debe adaptarse adecuadamente a la temperatura ambiente y a la humedad del aire antes de poderlo colocar sin problemas.

El sustrato
Para la colocación flotante de los elementos del suelo laminado son adecuados básicamente todos los sustratos habituales para la recepción de recubrimientos de suelos, p. ej. todos los tipos de solado, incluyendo los subsuelos calefactados, los tableros de virutas, las construcciones en seco, los suelos de tablones de madera y los soportes viejos con revestimientos duros disponibles (piedra, cerámica, plástico, etc.). El factor más importante al colocar un suelo laminado es el sustrato, que debe estar en unas condiciones que permita su instalación adecuada conforme a las instrucciones del fabricante para suelos laminados.

Nuestros folletos EPLF contienen información detallada: 

Más información: EPLF® folleto técnico «Colocación de los elementos de suelos laminados»

Más información: EPLF® folleto técnico «Materiales de base»

 

Para cada habitación el laminado correcto
Con el equipamiento correspondiente, los suelos laminados robustos y fáciles de cuidar se pueden utilizar en todas las áreas habitables y de trabajo, y se pueden poner también en espacios comerciales, oficinas y consultas médicas. Si se desea, los fabricantes ofrecen tablones con aislamiento acústico del ruido de pasos y funciones adicionales útiles, como las superficies antiestáticas, una mayor protección contra las microrrayaduras empleando la tecnología de haz de electrones o superficies especialmente resistentes a los resbalamientos para el uso en entradas y áreas de trabajo. Los equipamientos innovadores que protegen contra la humedad permiten la colocación de los tablones también en baños y cocinas: un tipo de placa especial y la impregnación correspondiente de la capa de cubrición reducen el hinchamiento y los bordes de los elementos reciben además para su protección un sellado especial. Las tecnologías de sellado patentadas se encargan finalmente de cerrar de forma segura las juntas. De esta manera se pueden utilizar los suelos laminados como alternativa caliente a las baldosas convencionales.

 

Las mejores prácticas: colocación del laminado

  • En primer lugar coloque a modo de prueba entre dos y tres hileras. Ponga rectos e inclinados los tablones para que el machihembrado encaje. El primer tablón de una hilera debería tener como mínimo 40 cm de largo. Las cuñas aseguran una distancia con la pared de al menos 8 mm para que el laminado pueda desplazarse.
  • Ahora debería calcular la anchura correcta de la habitación. Los tablones de la última hilera no deberían tener menos de 5 cm de ancho, de lo contrario, debería acortar los tablones de la 1.ª hilera.
  • A continuación, enganche todos los tablones hasta que el suelo quede colocado. La superficie de colocación del laminado no debería exceder los 8-10 m de longitud o anchura; de lo contrario coloque necesariamente una junta de dilatación.
  • Coloque los tablones de la última hilera con el macho hacia la pared y la decoración hacia arriba exactamente sobre la penúltima hilera. Tome una pieza remanente, pásela a lo largo de la pared y con un lápiz marque la distancia con respecto la pared por la hilera de tablones superior. Mantenga al menos 8 mm para la distancia con respecto a la pared, trace nuevamente una línea con el lápiz y acorte el lado longitudinal del tablón con la sierra de calar. Los tablones de la última hilera no deben tener una anchura inferior a los 5 cm. Colóquelo en su sitio con el tensor y listo.
  • Ahora solo faltan los listones que, dependiendo del sistema se atornillan o se encajan. Cierran el suelo con la pared. Los fabricantes de marcas ofrecen un gran número de productos diferentes adecuados para la decoración.

Los restos que quedan o el laminado antiguo se pueden eliminar fácilmente.

Más información: EPLF folleto de colocación de suelo laminado (PDF)

EPLF® Laminat selbst zu verlegen

Eliminación y reciclaje

El laminado no causa problemas. Como producto hecho 100 % con materias primas naturales se elimina fácilmente con la basura o incluso se recicla. 

Impacto ambiental cero
Los tablones o los restos de la colocación se pueden eliminar sin problemas junto con la basura doméstica. Las grandes cantidades o los suelos retirados completamente pueden llevarse directamente al punto limpio o de reciclaje.

No es residuo tóxico
El laminado se considera basura voluminosa y se puede llevar a un punto de reciclaje de materiales o térmico. Los suelos laminados usados no son, por tanto, residuos tóxicos caros de eliminar. Por el contrario, en teoría usted mismo puede incinerar el suelo laminado porque está compuesto principalmente de madera y no emite ninguna sustancia dañina. En tal caso, respete obligatoriamente las disposiciones locales.

No lo elimine, recíclelo
Los procesos nuevos permiten el reciclaje de los suelos laminados: triturado en virutas se puede volver a utilizar en gran parte para el proceso de producción. Las virutas se pueden emplear incluso como sustratos de cultivo para la agricultura y la horticultura.

EPLF® Laminat entsorgen und recyceln
Ir hacia arriba